Inicio » Cómo cultivar rosas a partir de esquejes

Cómo cultivar rosas a partir de esquejes

by rbroch

Cómo cultivar rosas a partir de esquejes.

Es posible que haya visto florecer las hermosas rosas de un vecino y haya soñado con tener las mismas en su propio jardín. Aunque las rosas tienden a ser un poco más difíciles de cultivar a partir de esquejes que otras plantas, eso no significa que debas desechar tus sueños de cultivar rosas a partir de esquejes.

Hoy, echamos un vistazo a los pasos que puede seguir para comenzar a cultivar rosas a partir de esquejes, ¡además de algunos consejos para cuidar su nuevo rosal!

1. Escoge tu tiempo

Actualmente es primavera, ¡que es un buen momento para comenzar su viaje de siembra! Tomar un corte de rosa durante la primavera significa mucho crecimiento nuevo.

2. Obtener un corte

Si tienes un vecino amigable o un compañero de trabajo que sabes que cultiva rosas, intenta preguntarle cortésmente si podría cortarte uno o dos tallos de su rosal. Alternativamente, pregunte a sus amigos y familiares si estarían dispuestos a ahorrar un poco de su planta para ayudarlo a iniciar su aventura de cultivo de rosas. Una vez que haya encontrado a alguien que esté feliz de separarse de un poco de su planta, pídale que corte unos 30 cm de tallo, preferiblemente sin flores. Cuando se trata de elegir una sección de corte, es preferible un brote más fresco.

3. Retire las hojas y la parte inferior de las espinas.

Con un corte, queremos permitir que la nueva planta desvíe tanta energía y atención hacia el crecimiento de las raíces y la prosperidad. Las hojas pueden hacer que una planta gaste energía innecesariamente. Si lo desea, puede dejar un par de hojas hacia la parte superior del esqueje.

4. Vuelva a recortar el corte de rosa.

Dale a la parte inferior del corte un nuevo corte, debajo de un nodo. También puede cortar verticalmente en este nuevo corte para ayudar con la plantación. Estos cortes verticales deben tener alrededor de medio centímetro de largo.

5. Sumerja el extremo en miel o gel de hormonas de enraizamiento.

Este paso es opcional, pero si está buscando darle un impulso adicional a su corte, considere usar un gel de hormona de enraizamiento o miel para ayudarlo.

6. Plante su corte de rosa

Después de toda la preparación, ¡es hora de plantar tu esqueje! Haz un pequeño agujero en una maceta de tierra y luego coloca suavemente el esqueje en él. Presione la tierra a su alrededor y luego riegue. Lo ideal es elegir una mezcla para macetas hecha para rosas.

7. Elija un buen lugar para cortar

Los esquejes de rosas en crecimiento deben colocarse en un lugar que reciba mucha luz filtrada. Asegúrese de que no se vean eclipsadas por plantas más grandes.

8. Vigila tu corte

Esté atento a su corte de rosa y recuerde regarlo con regularidad. Para probar si las raíces han comenzado a brotar, verifique si han comenzado a crecer hojas nuevas. Otra forma de medir si su corte está tomando es tirando muy suavemente del tallo. Si encuentra resistencia, entonces generalmente significa que sus esquejes están echando raíces.

9. Sea paciente

Cultivar rosas a partir de esquejes puede ser un poco delicado a veces. Incluso con las mejores intenciones y esfuerzos, a veces los esquejes de rosas pueden fallar. Si este es el caso, trate de no disgustarse demasiado. Dale otro intento a las rosas en crecimiento de los tallos, ¡y no te castigues! Si encuentra que sus esquejes de rosas se mueren repetidamente, tal vez intente con un esqueje más fácil de cultivar. Una vez que hayas tenido éxito con una planta más simple, ¡dale otra oportunidad a las rosas!

10. Vuelva a plantar su planta de rosas

Si ha tenido éxito con sus esquejes de rosas y les han brotado raíces, entonces es hora de volver a plantar sus rosas en una maceta más grande o directamente en el suelo. Asegúrese de que el lugar donde se coloquen reciba suficiente luz solar y riéguelos con regularidad.

¿Qué sigue?

Una vez que su corte de rosa haya brotado raíces y haya sido replantado, hay algunos consejos de cuidado que debe tener en cuenta para ayudarlo a mantenerse feliz. No se desanime si la planta no florece de inmediato, a menudo se necesitan algunos años para que las nuevas plantas comiencen a producir flores. Aquí tienes algunos consejos para cuidar tus rosas:

Fertilizando rosas

Las rosas tienden a reaccionar muy bien a los fertilizantes. Fertilizar las rosas puede ayudarlas a producir muchas flores maravillosas para alegrar su jardín. Encuentre un fertilizante que esté formulado para rosales y aplíquelo regularmente para obtener mejores resultados.

[amazon bestseller=»fertilizante para rosas» items=»3″ grid=»3″]

Poda de rosas

Podar rosas también puede ayudar a promover más flores y crecimiento. Para la mayoría de las rosas, la poda en invierno es mejor, ya que fomenta un mayor crecimiento en la primavera. Sin embargo, para las rosas que solo tienen flores a fines del invierno y principios de la primavera, la poda debe realizarse a fines de la primavera o principios del verano. Hay muchos tutoriales en línea que se enfocan específicamente en la poda de rosas. Si eres nuevo en los rosales y deseas podarlos, asegúrate de investigar mucho antes de comenzar.

Cultivar rosas a partir de esquejes puede ser un poco complicado para los jardineros principiantes, ¡pero no dejes que la posibilidad de fallar te impida intentarlo! El proceso de cultivar cualquier planta a partir de esquejes puede ser increíblemente gratificante. Sea diligente con el cuidado de su corte de rosas. Elija una pieza más fresca del tallo como esqueje, retire la mayoría de las hojas, prepare el tallo y plántelo con cuidado.

Hay muchas rosas diferentes entre las que puede elegir, desde sin perfume hasta perfumadas, y en una gran variedad de colores. Buena suerte en su viaje de propagación de rosas, ¡y esperamos que traiga muchas flores hermosas!

También le puede interesar

Leave a Comment