Inicio » Cómo cultivar su propia vid de maracuyá

Cómo cultivar su propia vid de maracuyá

by rbroch

Cómo cultivar su propia vid de maracuyá

El clima cálido es ideal para ensaladas de frutas deliciosamente saludables … ¿y sabes qué puede ser un buen complemento para una ensalada de frutas? ¡Maracuyá! La fruta de la pasión no solo es ideal para ensaladas de frutas, sino que también puede ser un aderezo adicional para una tarta de queso casera o una pavlova navideña.

Puede que realmente disfrutes comiendo maracuyá, pero ¿sabías que también es bastante fácil de cultivar? De hecho, es una planta resistente que pueden cultivar los nuevos en la jardinería, así como los pulgares verdes experimentados.

¡Hoy, echamos un vistazo a cómo cultivar su propia vid de maracuyá! Sigue leyendo para saber más.

¿De dónde proviene la planta de maracuyá?

La planta de maracuyá es originaria del norte de Argentina, sur de Brasil y en todo Paraguay. Crece bien en áreas tropicales y subtropicales.

Diferentes tipos de maracuyá

Hay varios tipos diferentes de maracuyá disponibles. El tipo que se cultiva con mayor frecuencia en Australia es la passiflora edulis. Esta fruta de la pasión tiene una piel de color púrpura oscuro, con una pulpa de color amarillo a naranja que rodea sus semillas negras, y es del tipo que probablemente veas con frecuencia en los supermercados. Las variedades de Passiflora edulis incluyen Misty Gem y Sweetheart.

Otro tipo es la passiflora flavicarpa, que tiene una piel que puede variar de amarillo a rojo, según la variedad. Las variedades de Passiflora flavicarpa incluyen Pandora y McGuffies Red.

¡Antes de comenzar, deberá decidir qué tipo de maracuyá desea cultivar!

Cómo cultivar tu propia vid de maracuyá

Las vides de maracuyá aman las áreas cálidas tropicales y subtropicales, lo que significa que pueden ser excelentes para crecer en muchas áreas de Australia. Si siempre ha soñado con tener una hermosa y extensa enredadera de maracuyá de la que pueda recoger fruta fresca, ¿por qué no hacer realidad el sueño y empezar a cultivar su propia planta? Entonces, ¿cuáles son los pasos para comenzar?

Paso 1: Adquiera su plántula o semillas de maracuyá

Primero, deberá decidir si desea cultivar su vid de maracuyá a partir de semillas o de un esqueje. La próxima vez que coma una deliciosa maracuyá, guarde una cucharadita de semillas, retire la pulpa amarillo-naranja y enjuague las semillas. Deje que estas semillas se sequen durante unos días y luego plántelas. Alternativamente, puede comprar semillas o plantas injertadas en su vivero o proveedor de plantas local.

Paso 2: prepara el suelo

A estas plantas no les gusta competir con las malas hierbas, así que asegúrese de eliminar las que estén alrededor del espacio donde desea plantar su vid. Las plantas de maracuyá disfrutan de tener un suelo con abundante materia orgánica como nutrientes. También puede colocar paja encima para ayudar a aislar la planta si vive en una región menos tropical.

Paso 3: elige un lugar soleado con apoyo

A las plantas de maracuyá les encanta un poco de sol, así que plántalas en un lugar donde puedan tomar mucho sol. Aproximadamente 6-8 horas de luz solar al día es ideal para estas plantas. A las vides de maracuyá les encanta trepar, por lo que un espacio con enrejado es genial. También puede cultivar una enredadera de maracuyá a lo largo de una cerca o puerta, con palos que permitan que la planta trepe fácilmente y encuentre apoyo. Si no tiene espacio en su jardín, o desea tener la opción de mover su planta cuando sea necesario, puede plantar su maracuyá en una maceta grande, con palos de soporte o enrejado.

Paso 4: planta tu planta y riégala bien

Una vez que se elige y se prepara el lugar, ¡es hora de plantar su maracuyá! Puede optar por plantar sus semillas de maracuyá en una maceta pequeña y reubicarlas una vez que se hayan convertido en plántulas establecidas, o plantarlas directamente en el lugar donde desea que se queden. Riéguelos bien, ya que a las enredaderas de maracuyá les encanta el riego frecuente, especialmente cuando se acaban de plantar y cuando están produciendo frutos deliciosos.

Paso 5: tenga paciencia

No entres en todo este proceso pensando que plantarás tus semillas y tendrás una deliciosa maracuyá para comer en un par de meses. A menudo, una enredadera de maracuyá tarda entre 12 y 18 meses en comenzar a producir frutos, así que no se preocupe demasiado si su planta no produce ninguno durante el primer año. Mientras tanto, mantenga su planta bien regada y mantenida.

¡Lea algunos de nuestros consejos para cultivar una enredadera de maracuyá a continuación!

Consejos para cultivar su vid de maracuyá

Plantar en primavera

La primavera es el momento ideal para comenzar a cultivar su vid de maracuyá. La primavera es un buen momento para plantar muchas plantas diferentes, ¡y la vid de maracuyá no es diferente!

Desmalezar a los tontos

Las enredaderas de maracuyá a veces pueden producir algo llamado chupones. Estos tontos pueden irse un poco salvaje si se deja en su lugar y puede dañar otras plantas de su jardín. Si ve estas plantas de cinco dedos con flores azules y blancas apareciendo, retírelas de inmediato. Para saber exactamente qué buscar, busque en línea en qué se diferencia el aspecto de los chupones de la planta fructífera que desea cultivar.

Entrena las vides

A estas plantas les gusta tener apoyo cuando crecen. Para ayudarlos en su viaje de crecimiento, guíe las vides para que crezcan en la dirección que desee. Si tiene palos, enrejados o una cerca al lado de su planta, coloque suavemente las enredaderas para que crezcan a lo largo de ellas. Si sus plantas no se quedan en su lugar, átelas suavemente en su lugar con lazos suaves para plantas.

¡Esperamos que haya disfrutado aprendiendo un poco sobre cómo cultivar su propia vid de maracuyá! ¿Por qué no pensar en cultivar su propia vid de maracuyá esta primavera? ¡El año que viene podrá disfrutar de la deliciosa maracuyá cultivada en su propio jardín!

También le puede interesar

Leave a Comment