Inicio » Considere plantar plantas sensoriales

Considere plantar plantas sensoriales

by rbroch

Los jardines pueden ser un gran lugar para que todas las personas aprendan, se relajen y experimenten la belleza que la naturaleza tiene para ofrecer.

Es importante asegurarse de que un jardín sea seguro para todos sus visitantes. Al construir un jardín para niños con discapacidad, debe tomar medidas para asegurarse de que sea seguro y divertido. Si bien los niños deben ser supervisados ​​en el jardín, la creación de un espacio seguro para explorar puede brindar tranquilidad adicional a los padres y cuidadores.

Hoy, echamos un vistazo a algunas de las medidas que quizás desee implementar para construir un jardín que sea seguro y divertido para los niños con discapacidad.

Considere plantar plantas sensoriales

Las plantas sensoriales pueden ser una excelente manera de entusiasmar a todos los niños con la jardinería. Esto puede incluir plantas que tengan colores hermosos y brillantes, aromas fragantes o texturas interesantes. Algunos ejemplos de plantas sensoriales incluyen:

  • Lavanda: Por su suave aroma y llamativo color.
  • Oreja de cordero: Por su sensación de suavidad aterciopelada.
  • Romero: Por su rico aroma.
  • Girasol: Por su color brillante (¡y deliciosas semillas!).
  • Bálsamo de limón: Por su aroma cítrico y sus divertidas hojas susurrantes.

Incorporar otros elementos sensoriales

No es necesario depender simplemente de las plantas para proporcionar estimulación sensorial, también se pueden incorporar otros juguetes y accesorios. Para la estimulación de sonido, esto podría ser un elemento como un carillón de viento, para tocarlo podría ser un cubo, o incorporar la vista y el tacto con un juego de herramientas de jardinería para niños brillantes y coloridas. Las actividades artesanales también se pueden utilizar como una experiencia sensorial al mismo tiempo que brindan un tiempo para el aprendizaje y la vinculación. Esta podría ser una actividad como pintar macetas con diferentes colores y diseños o agregar juguetes y equipo para un juego adecuado.

Cultiva algunas verduras

Hacer un huerto es otra excelente manera de hacer que los niños con discapacidades se entusiasmen con la jardinería. Las parcelas de verduras ofrecen la oportunidad de cultivar sus propias verduras al mismo tiempo que brindan muchas oportunidades de aprendizaje. Pueden ayudar a los niños a comprender el proceso por el cual los alimentos que comen terminan en su plato. Algunas verduras excelentes para incluir en su huerto incluyen lechuga, zanahorias, guisantes y cebollas. Cada una de estas plantas alcanza la madurez relativamente rápido, lo que significa que se pueden cosechar sin largos tiempos de espera. A los niños se les pueden asignar tareas para ayudar con el huerto, como regar, plantar o recoger las verduras.

Evite las plantas venenosas, tóxicas o dolorosas.

Debes evitar las plantas venenosas, tóxicas o dolorosas si tu jardín está diseñado pensando en los niños. Esto puede incluir rosas seductoras con sus afiladas espinas que pueden pinchar manos curiosas. Antes de elegir cualquier planta para su jardín, debe investigar para asegurarse de que no sean venenosas o tóxicas. Es posible que algunas plantas no sean venenosas o tóxicas cuando se tocan, pero pueden causar problemas cuando se ingieren, por lo que es importante verificar para asegurarse de que cada planta que incorpore sea completamente segura.

Encierra tu jardín

Al diseñar un jardín para niños, debe tomar precauciones adicionales para proporcionar cercas seguras y a prueba de niños. Camine alrededor del perímetro de su jardín y verifique si hay daños, roturas o agujeros que puedan permitir el escape. Repare estos agujeros o instale una cerca nueva si el daño es particularmente grave. La protección para niños también puede incluir la adición de puertas a prueba de niños en áreas potencialmente peligrosas, como escaleras y cobertizos de jardín que contienen equipos peligrosos.

Haz que el espacio sea accesible

Si su hijo está en una silla de ruedas o necesita ayuda para caminar, es probable que esté considerando una rampa para que el jardín sea más accesible para ellos. Otras ayudas para la accesibilidad del jardín pueden incluir salvaescaleras y ayudas para estabilizar. Hay muchos profesionales que pueden agregar estas características a su jardín para asegurarse de que sea accesible para toda la familia.

Elija el tipo de materiales adecuado

Si los niños con discapacidad pasan tiempo en su jardín, es importante considerar los materiales que tiene y cómo pueden tener un impacto negativo. Por ejemplo, debe evitar el uso de grava en su jardín, ya que puede ser fácilmente ingerida y dolorosa si se cae. En su lugar, opte por alternativas naturales como mantillo de hojas o césped. Otras superficies que pueden ser adecuadas incluyen terrazas de madera o césped artificial. Los materiales adecuados para su jardín dependerán de su hijo.

También le puede interesar

Leave a Comment