Inicio » ¿Por qué la palma de mi cola de caballo tiene puntas marrones?

¿Por qué la palma de mi cola de caballo tiene puntas marrones?

by rbroch


Las palmas de cola de caballo son una gran planta de interior porque son fáciles de cuidar, se ven muy llamativas y pueden vivir mucho, mucho tiempo. Dicho esto, uno de los problemas comunes con esta planta es que las puntas se vuelven marrones. La verdad es que hay muchas razones por las que esto sucede y no siempre es fácil resolverlo.

¿Por qué la palma de tu cola de caballo tiene puntas marrones? La razón más común es el exceso de agua, aunque entran en juego muchos otros factores. La falta de luz, la tierra incorrecta en la maceta incorrecta, el riego insuficiente o el uso de demasiado fertilizante son factores que contribuyen.

Si la palma de su cola de caballo tiene puntas marrones, puede llevar algún tiempo averiguar la causa exacta del problema, pero, en la mayoría de los casos, no es difícil corregir el problema. Para aprender un poco más sobre esta planta y lo que puede hacer para mantener la suya verde y saludable, siga leyendo.

Todo sobre la palma de la cola de caballo

La palma de la cola de caballo es una hermosa planta de interior que es bastante fácil de cuidar, pero un problema que ocurre comúnmente es que las puntas de las hojas se vuelven marrones. Si está aquí porque está buscando una manera de solucionar este problema, no se preocupe, estoy aquí para ayudarlo. Pero primero, echemos un vistazo a un poco de información de fondo sobre la palma de la cola de caballo.

Para empezar, algo interesante sobre la palma de la cola de caballo no es una palmera en absoluto. Recibió su nombre de su único tronco y sus hojas largas y delgadas que se asemejan a una palmera, pero esta planta es en realidad una suculenta. Debido a esto, es fácil de propagar y puede volver a crecer por completo su parte superior.

Cuando se colocan en macetas en el interior, estas plantas alcanzan aproximadamente cuatro pies de altura. Si se cultivan al aire libre sin restricciones, pueden alcanzar los diez metros de altura. Estas plantas son nativas del este de México y prefieren un ambiente seco y cálido.

Esta es una información útil a tener en cuenta cuando tienes una de estas plantas en tu hogar porque te da una idea del tipo de ambiente que prefieren. Una palma de cola de caballo es una planta del desierto que es bastante duradera y no necesita mucha agua para mantenerse saludable.

¿Por qué la palma de mi cola de caballo tiene puntas marrones?

Las puntas marrones son un problema bastante común para las palmas de las colas de caballo, pero la causa no siempre es sencilla. Las puntas marrones pueden deberse a un solo problema o una combinación de problemas. A veces, la solución es bastante fácil, pero puede ser necesario un poco de trabajo de detective para averiguar qué hacer. Éstos son algunos de los culpables más comunes.

Riego excesivo

Dando agua

La causa más común de las puntas de las hojas marrones en las palmas de las colas de caballo es el riego excesivo. Como mencioné, esta planta es originaria de la región seca y cálida del este de México, donde no hay mucha lluvia. Las plantas que crecen aquí tienen muchos rasgos únicos que les permiten no solo vivir en estas duras condiciones, sino también prosperar en ellas.

En consecuencia, los rasgos que ayudan a estas plantas a prosperar en el clima seco y cálido del este de México son los mismos rasgos que generan problemas cuando se mantienen como plantas de interior.

Para sobrevivir en el desierto, la palma de la cola de caballo tiene que depender de su sistema de raíces fuerte y robusto para absorber y almacenar la poca agua disponible y retenerla durante largos períodos de tiempo. Cuando la planta recibe demasiada agua, las raíces se sobresaturan y comienzan a mostrar signos de angustia, incluido, lo adivinó, el oscurecimiento de sus hojas.

Si el problema es el riego excesivo, también notará que el tronco de la planta se vuelve blando y blando y las raíces comenzarán a deteriorarse y desarrollarán la pudrición de la raíz. Si no cambia sus hábitos de riego cuando aparecen estos signos, su hermosa palma de cola de caballo eventualmente morirá.

Para evitar estos problemas y mantener saludable la palma de la cola de caballo, hay algunas pautas a seguir en cuanto a cuándo y cuánto regarla. Esto puede ser un poco complicado porque la cantidad de agua que le das a tu cola de caballo depende de varios factores, incluida la cantidad de luz que recibe, qué tan grande es y la consistencia y mezcla de su tierra.

También debe considerar la temperatura ambiente, el tamaño de la maceta y la frecuencia con la que se fertiliza la planta. Para hacer esto un poco más fácil, veamos cada uno de estos factores para entender qué es óptimo para la palma de la cola de caballo.

Regando

En el otro extremo del espectro, las puntas marrones en las palmas de las colas de caballo pueden deberse a la falta de agua. Aunque se adapta bien a los períodos de sequía, incluso esta planta resistente tiene sus límites.

Una palma de cola de caballo dejada sin agua durante el tiempo suficiente comenzará a estresarse, y las puntas de las hojas comenzarán a ponerse marrones y morir. Aunque esto afectará la estética de tu planta, es un mecanismo de supervivencia. La palma de la cola de caballo prioriza mantener hidratados los tejidos centrales de la planta a expensas de las puntas de las hojas.

Identificar la falta de agua es fácil, ya que cuando sienta la tierra, estará tan seca como el polvo. La maceta se sentirá liviana debido a la falta de contenido de agua y la tierra estará seca de abajo hacia arriba.

Remedia esta situación regando bien la palma de tu cola de caballo. Sature completamente el suelo. A menudo llevo una planta como esta al fregadero y la riego desde la parte superior, mientras dejo que el fregadero se llene parcialmente de agua durante unos minutos. Esto le da a la planta más tiempo para absorber el agua disponible.

Solo asegúrese de drenar bien la planta después de unos minutos para que la tierra no quede empapada. No compense la falta de agua comenzando a regar en exceso. Simplemente reanude una rutina de riego normal, revise la planta y el suelo cada pocos días y espere hasta que las 2-3 pulgadas superiores de suelo se hayan secado antes de agregar más agua.

Luz insuficiente

En lo que respecta a la luz, la palma de la cola de caballo no puede obtener suficiente y prospera absolutamente cuando se expone a ella durante largos períodos de tiempo. Colocar la palma de la cola de caballo en un lugar bien iluminado es una manera fácil de asegurarse de que prospere. No necesita exagerar y preocuparse por asegurarse de que todas y cada una de las hojas reciban suficiente luz, pero asegúrese de que reciba la mayor cantidad de luz posible.

Habrá momentos durante los meses de invierno en los que la luz no será tan constante, pero aún así debería ser lo suficientemente buena para la palma de la cola de caballo gracias a su naturaleza duradera. A veces, las personas mantienen su cola de caballo afuera durante los meses de verano, lo cual es útil ya que permite que la planta almacene cantidades excesivas de energía de la luz para usar durante el próximo invierno. Hacer esto es ciertamente útil, pero no es completamente necesario.

En casos algo raros, demasiada luz solar puede hacer que la cola de caballo desarrolle puntas marrones, pero esto suele ser el resultado de demasiada luz y poca o nada de agua durante un período prolongado de tiempo. Realmente tendrías que pasar meses sin regar tu cola de caballo para ver estos efectos.

Problemas de suelo y macetas

La mezcla de tierra que es mejor para la cola de caballo y hace que sea más fácil evitar las puntas de las hojas marrones es una combinación de perlita, arena y tierra para macetas regular. Use partes iguales de cada uno en una olla hasta que haya solo un par de pulgadas de espacio en la parte superior y alrededor de los bordes. También debe asegurarse de que la maceta tenga orificios de drenaje en la parte inferior para que el exceso de agua pueda filtrarse de manera segura.

El tronco de la planta debe permanecer por encima de la línea del suelo. Si está enterrado, el tronco seguramente se pudrirá. El tamaño de la maceta debe evaluarse en función del tamaño de la planta y la temperatura de la habitación, que debe estar entre sesenta y ochenta grados.

Finalmente, no se requiere fertilizante, pero agregar un poco en la primavera y tal vez una vez en el verano puede ayudar a que una planta desnutrida se recupere. La fertilización excesiva hará que las puntas de las hojas se doren, así que úsalas con moderación y solo agrega alrededor de una cuarta parte de lo que recomiendan las instrucciones.

Cuidado adecuado para evitar puntas marrones en la palma de la cola de caballo

Seguir estas pautas le ayuda a evitar el exceso de agua y mantiene las puntas de las hojas de la palma de la cola de caballo bonitas y verdes. Cada uno de los factores que mencioné anteriormente tiene un impacto directo en el procedimiento de riego y los efectos posteriores, por lo que no deben tomarse a la ligera.

Ahora, en cuanto a la cantidad y frecuencia de agua que su cola de caballo puede manejar sin volverse marrón, la regla a seguir es que cuanto más seca, mejor. Solo riegue la palma de su cola de caballo una vez que al menos las 2-3 pulgadas superiores de tierra se hayan secado. El tiempo que tome esto variará de una planta a otra porque cada entorno es un poco diferente, pero estas son las pautas generales que debe seguir para evitar las puntas de las hojas marrones en la palma de su cola de caballo.

Cuando riegue la palma de su cola de caballo, empape toda la olla con agua a temperatura ambiente, luego déjela empapar hasta el fondo de la olla y escurra durante varios minutos. Es muy importante darle a la planta el tiempo suficiente para que se asiente en el agua que se ha acumulado en la bandeja de goteo, pero no por más de cinco a diez minutos.

A continuación, retire la bandeja de goteo y vierta el exceso de agua. También debes asegurarte de evitar que caiga una tonelada de agua en el tronco, ya que esto hará que se pudra. Su próxima ronda de riego será aproximadamente dos o tres semanas después o cuando comience a notar que las dos o tres pulgadas superiores de tierra están completamente secas.

Usar solo sus ojos para determinar qué tan seco está el suelo no es suficiente porque no puede determinar cuánta humedad queda debajo. Para mayor precisión, introduzca un dedo en las primeras pulgadas del suelo para asegurarse de que el suelo esté completamente seco y la planta esté lista para regar.

Cómo prevenir puntas marrones en una palma de cola de caballo debido al exceso de agua

puntas marrones de la palma de la cola de caballo

Si sospecha que las hojas de la palma de su cola de caballo son marrones por el exceso de agua, hay algunas cosas que puede buscar para verificar.

Antes de que las puntas de la planta se pongan marrones, es posible que notes otros cambios en el follaje. Pueden marchitarse, adquirir un tono amarillo e incluso caerse del árbol. Si excava en el suelo y ve que las raíces son marrones en lugar de blancas, es probable que se haya podrido la raíz.

Continuar regando la planta en esta condición hará que las raíces se pudran pero, si se secan y se quitan las partes podridas, las raíces pueden regenerarse y la planta puede sanar.

Si notas esto, deja de regar la planta y deja que se seque por completo. Demasiada agua también hace que el tallo se pudra, lo que evita que los nutrientes se muevan a través de la planta. Cuando se seca, la planta puede curarse y recuperarse sin necesidad de fertilizantes adicionales, pero es importante detectar el daño temprano para que pueda intentar darle la vuelta.

Otra forma de saber si la palma de tu cola de caballo está demasiado regada es si deja de florecer. Ahora bien, esta no es una forma muy confiable de saberlo porque estas plantas no florecen con frecuencia. De hecho, puede llevar hasta 30 años más o menos ver una flor de palmera de cola de caballo adulta en el interior. Pero, si ha tenido su planta durante mucho tiempo o si la recibió como heredada de alguien que la ha tenido durante un tiempo, es posible.

Las plantas de cola de caballo que se riegan en exceso hasta el punto en que las hojas se vuelven amarillas y marrones no tienen suficiente clorofila para producir la energía necesaria para florecer. Incluso si se corrige el problema de riego, la planta puede tardar un año o más en recuperarse lo suficiente como para desarrollar una floración saludable.

También le puede interesar

Leave a Comment