Inicio » Una guía para el cuidado de las plantas suculentas

Una guía para el cuidado de las plantas suculentas

by rbroch

Las suculentas son ideales plantas para propietarios y jardineros ocupados y olvidadizos. Los jardines suculentos pueden iluminar fácilmente su espacio interior y, lo que es más, cuidar las suculentas es bastante fácil.

Una guía para el cuidado de las plantas suculentas

Las suculentas forman una amplia gama de plantas que ofrecen opciones de fácil cuidado. Además, pueden verse deslumbrantes, independientemente de si se plantan individualmente o como acompañantes. Sus variaciones de color parecen infinitas: puede elegir entre rosa, chartreuse, amarillo, blanco, rojo, azul verdoso, abigarrado y casi negro. Además, las hojas pueden tener forma de baya, puntiagudas, rizadas o redondeadas.

Aunque algunos tipos de plantas suculentas tienen requisitos de cuidado específicos, la mayoría son bastante fáciles de cultivar ya que han evolucionado con tejidos especiales para almacenar agua. Esto significa que pueden prosperar en entornos demasiado secos para otras plantas.

Cultivo de suculentas saludables

Independientemente del tipo de planta suculenta que pretenda cultivar, las reglas son algo similares cuando se trata de cuidar la mayoría de los tipos de esta planta.

1. Riego

suculentas regadas lo suficiente

La regla general al regar las suculentas es regarlos mensualmente durante el invierno, dos veces al mes durante el otoño y la primavera, y una vez a la semana en verano. Aumentar o reducir la cantidad de agua depende de diferentes factores: época del año, profundidad y tipo de suelo, duración e intensidad de la exposición solar, tipo de planta y temperatura ambiente. Entre sesiones de riego, deje que la mezcla para macetas se seque., pero no bajo el agua.

2. Requisitos de luz

Las suculentas aman la luz brillante. La condición de la las hojas indicarán si el nivel de luz es correcto. Hay algunas especies que se queman cuando se exponen a la luz solar directa; las hojas se vuelven marrones y los tejidos blandos se destruyen. Por otro lado, algunas suculentas comenzarán a estirarse cuando necesiten más luz, por lo que terminan teniendo hojas muy espaciadas y un tallo alargado.

Proporcionar mejor luz es la mejor solución. También, considere podar la planta a su estado original. La mayoría de las plantas suculentas pueden prosperar al aire libre durante la temporada de calor.

3. Tierra para macetas

Las suculentas deben estar en macetas mezcla de drenaje rápido que está diseñado específicamente para ellos. Pero si no tiene acceso a esta mezcla especializada, modifique una mezcla para macetas normal agregando un agente inorgánico. Esto ayudará a aumentar el drenaje y la aireación.

Cuando esté cultivando suculentas del desierto, minimice la cantidad de compost y agregue arena de grano grande como granito descompuesto o arena de construcción.

4. Fertilizante

Aplique un fertilizante líquido equilibrado durante la temporada de crecimiento de verano y una o dos veces en primavera. Deje de agregar fertilizante por completo durante los meses de invierno.

5. Control de plagas

Dale a tus plantas suculentas excelente circulación de aire para prevenir la infestación de plagas. Los pulgones prefieren los botones florales, mientras que las cochinillas se entierran en el eje de la hoja. Los jardineros de paisajismo recomiendan aislar las plantas infestadas de inmediato para evitar que la infestación se propague. Además, limpie el área a fondo. En climas húmedos, el moho puede convertirse en un gran problema, así que siempre mantenga secas las suculentas.

Cuando las plagas estén ganando, tome esquejes de un crecimiento saludable y colóquelos en un suelo fresco y bueno. Deseche la planta enferma y su tierra, y asegúrese de limpiar la maceta antes de volver a usarla.

Problemas comunes de las suculentas

1. Riego excesivo y insuficiente

Las suculentas regadas en exceso se decoloran y se vuelven suaves. Las hojas pueden volverse blancas o amarillas. Si su planta alcanza esta condición, es irreparable. Sin embargo, aún puedes sacarlo de su maceta para inspeccionar las raíces. Retire las raíces muertas y vuelva a plantarlas en una mezcla para macetas más seca. Si esto no funciona, los expertos en jardinería también recomiendan tomar un esqueje y propagar la planta madre.

Las suculentas bajo el agua dejarán de crecer al principio. Luego, comenzarán a arrojar hojas o pueden desarrollar manchas marrones en las hojas.

2. Mal suelo

los asesino número uno de las plantas suculentas es un mal suelo. Por ejemplo, un suelo demasiado denso no se seca rápidamente, por lo que las suculentas se pudren.

3. Drenaje deficiente

Las suculentas se vuelven saludables cuando sus raíces se secan rápidamente. Si la maceta no tiene orificios de drenaje, estas plantas se quedarán en el agua durante demasiado tiempo y, finalmente, morirán o se pudrirán.

4. Quemaduras de sol

Aunque la mayoría de las suculentas crecen bien bajo el sol brillante, hay algunas especies que prefieren la sombra parcial. Es posible que su planta esté experimentando demasiada exposición al sol cuando sus hojas muestran manchas negras. Si desea cultivarlos al aire libre, asegúrese de aclimatarlos en primavera. Si la planta sufrió algún tipo de daño, la cicatriz no desaparecerá. Pero a pesar de esta lesión, aún puede crecer y prosperar.

El secreto para cultivar suculentas es proporcionarles condiciones que sean bastante similares a sus hábitats nativos. Asegúrese de plantarlos en un suelo bien drenado para que sus raíces se sequen por completo entre las sesiones de riego.

Si necesita asesoramiento sobre jardinería o paisajismo, no dude en llamar Cortando el césped de Jim sobre 131546 o Reserve una cotización gratis ¡en línea ahora!

También le puede interesar

Leave a Comment